ESTUDIO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/24/2012 12:00:00 a. m.

6

Un distante atardecer del pasado:

"No sin poca dificultad, aquellos astrónomos ovillaron el camino del cerro donde los esperaba el bruñido casco del observatorio, por ese entonces las lámparas de vapor de sodio, todavía no habían astillado los espejos de la noche y el cielo austral, diáfano en la serranía era de los mejores para contabilizar los distantes destellos del universo. Bosque Alegre les permitía contemplar el fantasmal resplandor de nuestros orígenes."
.
Crónicas de un altariano.


.
Córdoba 9 de Marzo de 1961

Estimada  ...:
No le escribí todavía porque no he podido ir, tengo clases
todas las mañanas y voy a ir después del 15 o 16 que las haya terminado
quédese tranquila que no me olvidé.
                                                                  Saludos
.
Nuestra tierra y su legendaria vocación por la búsqueda del conocimiento, todavía algún encuentro se posterga mientras alguien aprende a esperar…

ORGULLO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/20/2012 12:00:00 a. m.

4



Vierte, azul celeste, blanco.
Océano, ola, cresta y espuma;
desplegando en el horizonte
su silencio bajo otros símbolos.
Ajenas luces, extrañas citas
que envenenan los ríos,
las espigas, el pan crujiente,
los ojos y las manos vacías.
.
Las estrellas boreales,
cubren estos campos.

¿Y la aurora y las alas?


El cóndor se desangra,
los salares se tiñen,
los cielos se enturbian.
Pero el sol, desde el centro,
sigue albergando
la misma esperanza.

TAJAMAR

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/17/2012 12:00:00 a. m.

4

.
La mañana apenas comenzaba a iluminarse desde el bajo cuando los hombres completaron los últimos preparativos antes de deslizar la canoa por el barro, que como un cuchillo, abriría un tajo en la piel oscura del agua. Ocuparon sus posiciones y con armónica precisión agitaron los remos, iniciando la travesía.
.
Pocos sonidos urbanos quebraban la quietud natural, que a esa hora estaba siendo orquestada por las aves matinales y algunos trotes y relinchos; pero en esa frescura inaugural ya podía respirarse el aroma dorado de los panes, abandonando los hornos de leña.

.
Los remeros promediaron el ancho del lago, reiterando su monótona coreografía filar ajenos a las torsiones traslúcidas de las elodeas o el susto de alguna tortuga que volvió a sumergirse al notar la proximidad de la nave oblonga.
.
Hacia el norte, los sauces se desdibujaban señalando la soberanía de la tierra sin que los hombres alteraran su ritmo. En sus músculos, la repetida flexión que los hacía avanzar, también les tensó la seguridad de una conquista aunque pronto, la bruma ascendente dejó de presagiar el follaje y los perfumes de la serranía se vieron abruptamente invadidos por un aliento salado.
.
Una bandada de gaviotas desplazó los trinos de benteveos y zorzales mientras la superficie acuática se ondulaba lo suficiente para albergar cetáceos y tentáculos. La canoa se extravió en el horizonte y nunca alcanzo la costa. El embalse jesuítico, había liberado su voluntad marina
.
Tajamar con la Villa Carlos Pellegrini y el Sierras Hotel


Señora
Nelba P. de Quintana
Jujuy 37
Buenos Aires.
Le envía un
cariñoso saludo
su amiga María G. de Dopico
Alta Gracia 16/5/911

Si una postal puede albergar todo el paisaje y todo el afecto, entonces el Tajamar quizás pueda contener, un mar entero…

ILACIÓN

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/06/2012 12:00:00 a. m.

4

Otoño de mil novecientos cincuenta y pico

De aquí a unas décadas las vírgenes costas de este inventado lago serrano, serán repartidas y disputadas por una insensata voracidad de paisaje. Las laderas poco a poco perderán la perfección para someterse a la geometría purista del despilfarro y la ostentación.
No será la única extinción sensible… una vida íntima enclavada en la vastedad del silencio se verá afectada. Los serranos con su armónica rutina de ranchos, cabras y canteras, tientos trenzados y gallinas cluecas, irán cediendo la belleza de la serenidad para que los residentes urbanos edifiquen el reposo, destruyendo la lenta simplicidad de la naturaleza…
 
Crónicas de un altariano.
 
  PAISAJE EN EL LAGO LOS MOLINOS Alta Gracia – S. de Cba.
 
 

8/4/57
Mis Querida Zulema y Berta:
    Después de muchas cavilaciones me vine
a Alta Gracia, a un lugar llamado La Paisanita
lejos del mundanal ruido (Presiento que la que va
a sufrir las consecuencias de tanta Paz, es la balanza).
El lugar es muy lindo, a un paso de un caudaloso
río llamado Anisacate, con agua muy fría
y transparente. En el lugar hay muy poca
gente, lo que es un bálsamo para el espíritu.
Como es la tercera postal que escribo, se me
acabó la inspiración (como si la tuviera) y les digo
solamente hasta la vuelta. Saludos a nuestra
familia, a José y una fría e indiferente mirada al Batu
                                                                                                   Gloria

Una postal del dique de los Molinos, reúne la geografía de Paravachasca: las montañas, el río Anisacate, el ocaso esplendoroso de Altaria y el principio del fin: la pavimentación de todos los paisajes.

REBUZNO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/03/2012 12:00:00 a. m.

6

Si en algún momento se erigió una escultura para petrificar la memoria de su trote por los caminos serranos, fue por su cada vez más espaciada presencia en los habituales recodos del arroyo, bajo los látigos reverdecidos de los sauces, en las esquinas del tajamar.


Los burreros, como los yuyeros y vendedores de pastelitos fueron extinguiendo la tonada de sus servicios con el acelerado paso del tiempo, el pavimento y los neumáticos.

 
Los bocinazos le ganaron a los rebuznos y el aire también se desangeló del amable aroma de la menta y la peperina para impregnarse con el acre humo de la combustión.


En los cincuenta, la apacible villa cordobesa progresaba sacrificando las postales de su identidad, relegando a lejanos corrales las mullidas pelambres, etiquetando su flora en las herboristerías, empaquetando sus dulzuras en los mostradores de las panaderías...


Semanas atrás, la burrita del paseo de la estancia, tuvo cría...
Por suerte, la vida siempre encuentra una posibilidad para el retorno.